domingo, 29 de septiembre de 2013

HUAYRA STRADALE: UN SP A LA CALLE

En plena vigencia del equipo Pronello con sus Huayra Ford F100 existía un chasis y carroceria preparada para reemplazar a la mas baqueteada por aquellos tiempos, cosa que nunca ocurrió y el chasis quedó arrumbado en el taller.


Cierto día se apersonó en el taller del Ing Heriberto Pronello (ubicado en ese momento en Villa María-Cordoba) un señor interesado en adquirir algún SP para convertirlo en un "fuori-serie".
Pronello le ofrece ese chasis cero kilómetro para realizar la transformación.
Mucho faltaba para acondicionar ese auto para que estuviera apto para rodar por las calles.
Por razones de estética y funcionalidad se desechó el motor F100 y se lo reemplazó por un Chevrolet que fue ligeramente tocado para aumentar su performance(árbol de leva con mas cruce, cepillado de tapa, carburador Webber 40/40, y algo mas).



Un año demoró la construcción, se le agregó una caja ZF, diferencial autoblocante, freno a disco en las cuatro ruedas, neumáticos traseros de 11" de ancho y en el interior instrumental completo Jaeger.
La altura del auto quedó en 99cm haciendo de él un verdadero GT con lo último de la tecnología automotriz del momento.
Tan logrado había quedado el auto que le sirvió a Pronello para evaluar la posibilidad de construirlos en serie, cosa que estaba muy de moda en los principios de los 70 porque se permitía homologar cualquier auto para circular por las calles.

Tal es así que Pronello en conjunto con estudiantes de ingeniería de la UBA llevan adelante un proyecto que denominaría MK11. Un auto de concepción avanzada con estructura autoportante tipo 2+2 ,con motor delantero V8 y toda la tecnología del momento ( levantavidrios eléctricos, techo de quita y pon rebatible, paragolpes escanotables y luces delanteras que se escondían en la carrocería. 

El proyecto llegó hasta los bocetos que aquí vemos pero lamentablemente no pasó de allí, nunca llegó a pasearse por las calles como si tuvo la posibilidad de hacerlo este Huayra Stradale y su orgulloso dueño.

2 comentarios:

  1. en una oportunidad vi en el shopping de avellaneda un huayra similar a este pero en color rojo, pero recuerdo que las luces no estaba integradas a la trompa.
    habrá sido este mismo o habrá sido otro ejemplar?

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Te mandé un mail, avisame si no te llega

      Eliminar