sábado, 29 de agosto de 2015

EL OCASO

Ya hemos tratado en otras notas de explicar los motivos que llevaron al final de la categoría, siempre lo hicimos reflejando las opiniones de los protagonistas en esos años y cada vez que tenemos la oportunidad de entrevistar a algunos de esos protagonistas hoy, tratamos de conocer su opinión con la ventaja que les da el paso de los años.
Hoy vamos a reflejar una nota del año 1973 cuando la categoría había llegado a su fin (aunque los integrantes no lo sabían) donde quien era su presidente (el último) Aranzana y uno de sus máximos referentes Pauloni por los pilotos y Sierra por la dirigencia daban sus opiniones al respecto.

A mediados del año 1973 el presidente de la AASP era Evaristo Aranzana. Sucedió a Gastón Perkins en un momento donde ya la categoría había llegado a su fin. Poco quedaba por hacer y como en toda agonía solo se esperaba un milagro.
 Sin embargo desde el mismo momento en que se confeccionó el calendario automovilístico del año 1973 se hizo evidente que la falta de claridad en algunos aspectos obedecía en primer lugar a una suerte de presiones diplomáticas a que se sometieron los clubes organizadores. Hubo entidades que regularmente organizaban una carrera de SP y ese año optaron por prescindir de la categoría y organizar una carrera de F1. Fue así como la categoría de monopostos tuvo un resurgimiento milagroso y SP  que ya estaba dando los manotasos de ahogado se hundiera indefectiblemente.
A mediados de marzo de ese año se esperaba que los sorprendentes cambios a los que nos tiene acostumbrados el país hiciera pasar al frente a la categoría, sin embargo los pálpitos mas pesimistas tuvieron validez. 
El campeonato se había configurado con las fechas justas para que se llamara Campeonato Argentino de SP, no había forma de salvarlo si se suspendía alguna fecha.Se suspendió la primera carrera (Balcarce) , se suspendió una en Córdoba y otra, y otra y así se llegó a mediados de año con solo tres carreras concretadas.
Para los dirigentes de la categoría, se había convertido de la noche a la mañana en el patito feo de manera sugestivamente inexplicable.
Gastón Perkin decía en esos momentos «la categoría es muy difícil por lo rápido que se anda y no cualquiera puede subirse a un auto de punta y andar al verdadero límite» haciendo con esta apreciación que los organizadores le esquivaran el cuerpo.
Así se llego a la última carrera en Buenos Aires con solo tres autos (Berta-Tornado) cumpliendo con la totalidad de las vueltas (66) y dos mas solo alcanzaron a dar 41 vueltas, cinco autos terminaron la carrera. Nueve eran los que tenían puntos para este último campeonato que nunca llegó a cumplirse.
Evaristo Aranzana refiriéndose a la categoría decía:" la categoría no está agonizando, ya es un cadáver, con gusanos y todo..."
 A todos los análisis que se pueden hacer y que enumeramos al final de la nota, existía otro que era el destino histórico (nacer, crecer, reproducirse y morir) que desde su estado embrionario signó a la categoría. Para el Ing. Rafael Sierra, por entonces integrante de la Comisión de Carreras del ACA, esta razón cíclica era la causa de la debacle de la categoría y lo explicaba de esta manera "fue una evolución del TC. Llegó un momento en que los TC comenzaron a desarrollarse alarmantemente. Nadie podía predecir en que terminarían autos que partieron de las cupecitas del TC. Era la época de las incongruencias, de los chasis FordT puestos debajo de un prototipo para justificar al coche reglamentariamente, y llegó el día en que se separaron, pero para mí, aquel no era el momento final de la evolución que obligaba al nacimiento del SP. La prueba está en que después el TC volvió a echar alas y mató a los prototipos. Y el público es en alguna medida el gran juez y tribunal en este asunto. Al principio acudió enfervorizado a los autódromos, pero después poco a poco fue volviendo a su realidad: a la gente le gusta estar mas en contacto con los autos y los corredores, no acepta estar sentado en la tribuna viendo pasar a los autos allá lejos.Eso por un lado pero tampoco hay que olvidar que los SP cambiaron el asunto Ford-Chevrolet por una imagen que para la gente resultaba quizá distorsionada por ser demasiados especiales.Ese fue para mi el proceso que se cumplió. Hubiera sido bueno quizás haber hecho la categoría hasta 2 litros. Así pienso que se podría haber salvado. Todo es mas barato. Y no solamente hubiera parado allí, los coches tendrían que servir para andar en la calle, volver a recuperar su característica de auto sport de verdad..."
Norbeto Pauloni, participante de la primera hora de la categoría proponía comprometer 4 ó 5 pilotos, para que todos al mismo tiempo encaren la construcción de un nuevo SP. También proponía que Berta proveyera para convertir un F1 en un SP y así utilizar el chasis y la mecánica indistintamente. El decía que un F1 utiliza un 60% de los elementos de un SP y algunos pilotos que corrían en F1 en ese momento podrían sumarse a los SP.
Evaristo Aranzana, último presidente de la categoría analizaba los porqués del ocaso de la categoría diciendo "sport prototipo comenzó a morir cuando se fueron retirando las grandes figuras del automovilismo criollo. Una salida sería la incorporación de los Gran Turismo a las carreras de SP. Pero al mismo tiempo hay que permitir que el público este mas en contacto con los corredores, que puedan tocarlos. Al automovilismo solo lo puede salvar el automovilismo, pero mientras tanto nuestra categoría se hunde. Convocamos a una reunión de dirigentes y acuden solamente cuatro miembros"
"En cuanto a los clubes, tienen que entender de una vez por todas que a ellos también les tiene que tocar perder algo. Ya en 1971 se planteaba la falta de plata y no se buscaron soluciones de fondo. Ahora se aumentó el precio de las licencias a 10, 15 y 20000 pesos. Existen 5000 licencias deportivas ¿y toda esa plata recaudada? No es posible que los dirigentes del automovilismo gasten un millón por mes en viáticos"
"El problema de la falta de autos y pilotos tampoco es facil de resolver, pero bien se puede pensar en salidas nuevas.Por ejemplo en la actualidad hay un parque de 30 autos con motor delantero. ¿Porqué no hacer una categoría de SP con motor delantero y 1000Kg?"
"Faltan pilotos y todo queda encerrado en un círculo vicioso: los jóvenes no pueden debutar en SP. Sin embargo pilotos con gran experiencias en otras categorías (Mayorga o Zunino) pasaron a SP e igual sufrieron accidentes. Yo pienso que CADAD debería dedicar uno o dos días a la semana para que se entrenen pilotos de todas las categorías en el autódromo, divididos en distintos horarios. De esa forma podrían medir la capacidad de pilotpos jóvenes que aún no han debutado pero que están en condiciones de salir a correr. Paradógicamente SP y F1 son categorías que exigen pilotos jóvenes".

Evidentemente las causas del ocaso de la categoría fueron múltiples y en algunos casos no coincidente entre los mismos protagonistas. Vamos a tratar de hacer una enumeración de esas causas, seguramente algunas mas quedarán por enumerar, algunas serán mas preponderantes que otras, pero todas ayudaron a la causa del final de la categoría.
a) El retiro injustificado de la CDCGM y de la CDCChrysler de la categoría (la primera campeona del 70, la segunda había logrado aprobar su nuevo V8)
b) El retiro de las empresas petroleras extranjeras como auspiciante y de la estatal YPF como respaldo financiero de la categoría.
c) La contracción de los presupuestos publicitarios en general.
d) La falta de criterio empresario organizativo por parte de los dirigentes, que fueron superados por el avance de la categoría.
e) Los constantes cambios de reglamento.
f) El alza de los costos tanto en neumáticos como en mecánica.
g) La falta de apoyo en general (dirigentes, terminales, organizadores, etc)en pos del TC y de la F1.
h) La rápida evolución que dejaba año tras año autos parados por obsoletos.
i) La  preferencia de altos dirigentes por los monopostos en detrimento de la categoría.



No hay comentarios:

Publicar un comentario