domingo, 17 de enero de 2016

JUAN CARLOS SALATINO HOY: HISTORIA VIVA DEL SPA

Juan Carlos Salatino comenzó en el deporte motor corriendo en motos, destacándose sus segundos puestos en los grandes premios de motociclismo corridos en Argentina en 1961 y 1962 en 500cc. Luego pasó al automovilismo y tuvo una labor destacada en el SPA. Por esto es que nos encontramos con él para que nos cuente su experiencia en la categoría donde corrió tres de los mejores autos de la misma.
Aprovechamos también para que nos cuente sus comienzos en el automovilismo, su paso por la F1 Nacional, y su corta experiencia en las 300 Indy de Rafaela, entre otras cosas.
Un agradecimiento a Juan Carlos Salatino por recibirme y por su predisposición a  responder las preguntas, destacando su memoria que facilita este tipo de reportajes.

  
SPA: ¿Cómo se inicia en el automovilismo?
JCS: Yo termino de correr en el motociclismo  y Tulio Crespi en ese momento estaba armando la formula minijunior. Mi padre unos cuantos años antes ve que la actividad de las motos viene decayendo y hace un minijunior con motor de moto porque el era representante de Triumph en el país y cuando va a Inglaterra trae de allí los planos de John Cooper que había hecho un auto con un motor Jap. Ese auto mi padre lo hace acá y le pone un motor Triumph, nunca corrió ese auto, lo hizo para que yo me vaya entrenando para correr en auto. Gente del ACA se acercó a mi padre en ese momento y vino a ver el auto para hacer la categoría minijunior, pero finalmente es Crespi quien le da vida.
Tulio hace 4 autos, para su hermano, para Jorge Kissling, para Ragno y uno para mí. Yo le pongo un motor De Carlo y empiezo a correr. Lo hago solamente 3 o 4 carreras y enseguida viene el Ing. Albizu de Rafaela y me pregunta si quiero correr el F1 que el estaba haciendo. Le había comprado a Pascutti un auto y lo estaban preparando para correr con motor Dodge, 6 cilindros trasero.
Debuto en Maggiolo en la última carrera del año 67 con el auto cuando el circuito todavía era de tierra. Largo la final al lado de Ramón Requejo, y tomo la punta en las primeras vueltas, pero debido al estado del circuito se me traba el auto en esos huellones que se formaban, hago un trompo y rompo todo el auto.
Al año siguiente corro seis carreras mas con el Albizu y en el 69 cuatro carreras. Es en este último año que se me acerca Paco Martos para decirme que estaba construyendo un auto para SP y quería que yo lo corriera. Lo voy a ver a su taller de Villa Urquiza y el auto era tal cual el me decía, motor delantero, chasis multitubular, eje de Dión trasero, moderno para ese año.
Mi primer acercamiento concreto con los SP aparece de la mano de Heriberto Pronello que me pide que le pruebe uno de los Huayra y sinceramente no me gustó mucho, preferí seguir corriendo en F1.
Después de esta prueba y del comentario de Martos me llama Steven para correr en SP y yo le digo que ya tenía la palabra dada con Martos para correr su auto. Me pide que le pruebe el Trueno Sprint porque junto con Fraga querían hacer algunas modificaciones en el auto, y lo hago. La verdad es que a mí me gustaba mas testear que correr por eso siempre que me invitaban a probar un auto lo hacía con todo gusto. A partir de esas pruebas se le hicieron algunas reformas al Trueno en los anclajes de suspensión del tren delantero que dejaron al auto muy lógico.
El tema fue que Martos se quedó sin fondos para seguir el auto y estaba a medio hacer en el año 70, entonces cuando le comento del ofrecimiento de Steven el me dice que acepte la propuesta y me voy a San Juan a debutar en la categoría en el mes de agosto.




SPA: Debuta en la categoría el 23 de agosto de 1970 ¿Cómo era el Trueno Sprint?
JCS: El auto era una maravilla, solo lo había probado en Buenos Aires el viernes, se lo cargó, se lo llevó a San Juán y termino en el séptimo puesto mezclado entre los grandes de la categoría.
Corro esa sola carrera con el auto esperando al auto de Paco.

SPA: ¿Qué diferencia notó entre el F1 que había corrido hasta ese momento y el SP?
JCS: Nada, no había mucha diferencia. En uno estábamos encerrados y en el otro abierto, pero prácticamente los autos eran iguales, hasta compartían la mayoría de los elementos mecánicos, incluido el motor que era el mismo.


SPA: En el año 1971 debuta finalmente con Chango de Martos en Buenos Aires. ¿Cómo era el auto?
JCS: El auto ya era para esa época super viejo, motor delantero, adelante eje rígido, no tenía parrilla, todo lo bueno que tenía cuando se empezó a construir ya había quedado viejo. Aún así era excelente, nació tocado por la varita mágica, nadie podía creer lo que andaba ese auto
Termino tercero en la primera serie y en la segunda cuando venía en la segunda posición explota el motor faltando pocas vueltas para terminar, en la final que era por suma de tiempos aparezco quinto.
En el autódromo bajábamos la vieja horquilla casi a fondo y no se movía un milímetro, era increible.Era un auto que vos lo ponías y ahí se quedaba, era un scalectric.

SPA: Corre una sola carrera en el 71 y una en el 72 con el Chango.¿Qué ocurrió?
JCS: Porque Martos ya no tenía mas plata,aparte tan viejo era el auto que ya era superado por otros. El equipo era privado y Martos aportaba todo el dinero para correr y por eso no pudo seguir el tren de la categoría.

SPA: En el año 1972 corre con el Mc Laren de Formisano a partir de julio. ¿Cómo llega a ese auto?
JCS: Llego a ese auto porque un día estábamos probando el Chango en Buenos Aires y estaba
Vicente Formisano con el Mc Laren. Resulta que el Chango andaba mas rápido que el Mc Laren, entonces viene Formisano y me pide que se lo pruebe porque no entendía como yo con un auto obsoleto andaba mas rápido que su auto,
Doy unas vueltas, bajo y le digo a Vicente, este auto es un «buscapié», no anda para ningún lado, entonces él que me conocía de cuando corría el Albizu en F1 me pide que le explique que hacía el auto. Comienzo a colaborar, a probar el auto y lo corro en Rio Cuarto; salgo tercero en la primera y segunda serie y luego soy desclasificado por volver en sentido contrario al de giro a la largada de la última serie.
Luego corro en Buenos Aires donde termino noveno y luego Brasil.

SPA: ¿Cómo fue la experiencia de correr en Brasil?
JCS: Corremos los 500Km de Interlagos, un circuito hermoso, una linda experiencia. El auto
andaba bárbaro, estuvimos adelante en la clasificación, pero había un salto donde el piso tocaba en el pavimento y no se podía hacer nada para resolverlo. Rompimos el motor en la clasificación al romper el cárter en ese salto, para la carrera pusimos otro motor que no era muy bueno, por lo que Formisano me dice largá y vemos lo que pasa, y también se rompe(termina ventitres).




SPA: Termina su etapa de SP y sigue corriendo en F1.
JCS: Si corro algunas carreras mas en F1 pero ya venían unos años de decadencia general en el automovilismo.
Yo tenía  alguna relación con Chrysler y me dicen de hacer un equipo de TC. Ellos me daban el auto, pero no plata. Me dan una coupe Polara y comienzo a trabajar yo en el auto junto a Martos. Refuerza el piso trasero con una planchuela de aluminio fundido, le modifica los anclajes de suspensión y termina siendo una maravilla de auto. Oscar Zarzoso con quien tenía una relación de antes hizo los motores. Corro pocas carreras en TC, debuto en Pergamino y me pego una piña, había largado último y venía tercero, en el retome despisto y el auto quedó bastante dañado. Lo arreglo y corro unas pocas carreras mas. Termino vendiéndole el equipo a Miguel De Guidi, que sigue con Zarzoso.
Ahí dejo de corre, fallece mi padre y yo me hago cargo del negocio familiar.

SPA: En el año 1971 se corren las 300 Indy en Rafaela y usted partcipa en ella. ¿Cómo fue eso?
JCS: Con el auto de Albizu el año anterior venía ganando cómodo y se me salió una pieza del carburador, pero en boxes me lo arreglan, y fijate la diferencia que llevaba que salgo segundo igual.
A raiz de esta carrera el Presidente del Club Atlético Rafaela Bernardo Kuschnir me ofrece un auto para esa carrera. Yo no tenía un peso, empieza el descarte, porque había autos aspirados y turbo, y todos querían los turbo. yo no tenía ninguna pretensión, con tal de correr, cualquiera me venía bien.
Me dan un Chevrolet aspirado que andaba muy bien. Yo estaba preocupado en como conseguir la plata, ellos querían diez mil dolares. Me dice Kuschnir que no me preocupe, que pruebe el auto. Para mi Rafaela no tenía secretos, entonces después de dos pruebas me dan el Ok, pero faltaba la plata. Kuschnir me manda a una lechería de Rafaela que hiba a poner la plata.Le peleo el precio a los yankis y cierro en cinco mil dolares. La gente de la lechería pone como condición conocer a los dueños del equipo y cierran el trato.
En la clasificación termino noveno en la primer tanda, en la segunda salgo y se corta una válvula, ellos no habían traído muchos repuestos y lamentablemente no puedo correr.
Yo me quedo en Rafaela porque Roger Mc Cluskey me invita a probar su auto, que era turbo, era impresionante la diferencia con el aspirado. Para que te des cuenta la potencia, cuando me lo ponen en marcha arranco y se me para, así un par de veces, hasta que logro salir de boxes, acelero y hago un trompo, porque cuando pegó el turbo  me sacó el volante de las manos  y se paró. Yo me moría de verguenza, parecía un principiante. Después anduve unas cuantas vueltas sin problema. Terminé con una invitación a correr en Estados Unidos que nunca pude concretar.

SPA: Volviendo a los SP. ¿Como trataban los equipos grandes, oficiales a los equipos pequeños, particulares.
JCS: Eramos todos amigos, se compartían los elementos, nosotros íbamos a pedirle a Berta, que ya estaba por encima de todos,sin problema , en las carreras estábamos todos juntos, no como ahora que cada uno está en su motorhome. Era una comunidad bárbara, nadie escondía nada.

SPA: ¿Qué fue para usted la categoría?
JCS: Yo sigo sosteniendo después de tantos años que fue la mejor categoría, desarrollaba al piloto a nivel internacional, movía muchísima gente, técnicos, ingenieros, artesanos. Para aquella época era una pime cada equipo.
Por eso no sé porque muere la categoría.



1 comentario:

  1. Esta nota lo primero que me trae a la memoria son las motitos Salatino de la década del 80-90. Seguramente este hombre encabezaba el emprendimiento.

    ResponderEliminar